vendredi, juillet 14, 2006

esperando su muerte

Jamal Ouahbi jamaloasis@yahoo.fr

“Están esperando su suerte o mejor dicho, su muerte”
Grupos de subsaharianos se reorganizan en el bosque de Beliones


Por: Jamal Ouahbi


“No sabemos si es la tranquilidad que anticipa la tempestad”, farfulla un militar mientras vigila el doble vallado que separa Ceuta y Beliones. En el Arroyo de las Bombas, justo enfrente de la zona conocida en Ceuta como Finca Berrocal, donde se produjo el asalto al perímetro fronterizo que separa Ceuta de Marruecos el 29 de septiembre del pasado año, se ven tres tiendas de campaña del Ejército marroquí y, junto a ellas, ocho soldados de guardia armados con sus fusiles reglamentarios y un camión aparcado.
Resistiéndose a ofrecer información, el capitán que manda el contingente ordena a sus subordinados alejarse. “Ni siquiera pienses en sacar la cámara de fotos”, advierte al periodista.

Mohamed Mousaui, un joven marroquí que vive en una casa que se asoma justamente sobre la valla, recrecida ya en toda su longitud a 6 metros de altura, asegura haber visto grupos de subsaharianos agrupados en la zona de Tisa. “Deben de ser unos cien, tal vez más”, especula.

“Llevamos viviendo aquí mas de cuarenta años y estoy convencido que intentaran pasar”, explica. “Están esperando su suerte o, mejor dicho, su muerte” añade Mousaui refiriéndose a los tres muertos reconocidos oficialmente por las autoridades de ambos países durante el asalto a la frontera melillense que 32 subsaharianos protagonizaron el pasado lunes.

La Gendarmería marroquí sigue manteniendo, cuando ya se acerca el primer aniversario de las avalanchas que dejaron más de una decena de muertos en las fronteras españolas, su presencia constante en el cruce donde se toma la carretera que lleva hasta los bosques de Beliones, donde se encuentra el ‘campamento subsahariano’, como acostumbra a referirse a él la prensa del Reino alauita.

Vigilancia estricta

Con el fin de satisfacer las exigencias de los países europeos, Marruecos aceptó vigilar sus fronteras terrestres y, al menos hasta ahora, es evidente el celo que ha puesto para que no quepan dudas sobre su eficacia.

Entrando por otro camino, nada más empezar a fotografiar el campamento donde los subsaharianos se han asentado de nuevo de forma aparentemente estable, en ese momento vacío, unas voces conminan al reportero en francés: “Dégage, dégage! [Fuera, Fuera!]”.

“Desde hace aproximadamente seis meses empezaron a reagruparse otra vez; se ponen en contacto entre sí a través del teléfono móvil y cada mes llegan más subsaharianos al bosque”, continúa Mohamed Mousaui.

Cerca del pequeño pueblo, en la senda que lleva al campamento, permanece apostado un joven militar con su rifle. El jefe de este retén del Ejército marroquí explica que un día antes la cadena de televisión marroquí 2M pasó por allí “y lo grabó todo”. “No queda más para contar” dice, con orgullo.

De vuelto, al comprar agua en la tienda de comestibles de un anciano residente en la zona, éste no se sorprende al recibir las noticias del bosque: “Es normal, si cada día les vemos a esos pobres haciendo compras en la ‘calle negra’ [Hauma Kahla] en Castillejos o caminando por Bni Mzala”, refiere con normalidad el vecino.

“Todo depende de la presión del Ejército”

Los responsables de la Red de Asociaciones del Norte de Marruecos Chabaka recibieron ayer con sorpresa en Tánger la noticia del establecimiento de nuevos campamentos regulares de inmigrantes en el bosque de Beliones. “Lo último que sabemos de ellos es que siguen acosados y muertos de hambre por el Ejército y la Gendarmería, pero es difícil cuantificar su número”, aseguraron. “Todo depende del celo que pongan en su trabajo militares y gendarmes”, justificaron recordando que, tal como indican los informes del CNI, “en las grandes ciudades hay un gran número de subsaharianos que, si tienen libertad de movimiento, pueden volver a acercarse a Beliones con la esperanza de cruzar”.

0 Comments:

Enregistrer un commentaire

Links to this post:

Créer un lien

<< Home

Google Groups Abonnement au Reporters Sans Limites Press Google Groupes الإنخراط في صحافيون بلا قيود
E-mail :
Consulter les archives sur groups.google.fr
  • صحافيون بلا قيود كـل الـحـقـوق مـتـنـازل عـنـها كـليـا إعادة الإستعمال وإعادة النشر ترجى وتشجع للجميع الرئيس المدير العام حسن بن محمد برهون رئيس التحرير ضرار الحضري Toute reproduction totale ou partielle est permise et totalement encouragée pour tout le monde Président-Directeur Général Hassan Ben Mohamed BARHON Rédacteur en Chef Derar HADRI Dossier de Presse :13/2005 الــمــرجــــع الإيداع القانوني وملف الصحافة ج Dépôt legal : 2006/0038 - CIN:352158N°1529/2006 ٌٌRSL